La Navidad es una de las épocas más bonitas del año pero también una de las fechas más estresantes porque tenemos que hacer malabares entre la familia, el trabajo, los compromisos y todos los preparativos.

No permitas que la paz y tranquilidad de estos días se conviertan en estrés y ansiedad, lo realmente importante es el ambiente que seamos capaces de crear a nuestro alrededor.

Estos días de fiestas suceden muchas cosas en poco tiempo por eso os facilitamos unos pequeños consejos para alejar el estrés por completo:

Lo más importante en Navidad es sacar tiempo de calidad para poder disfrutar con los nuestros.

Navidad en familia

Ayuda hacer una puesta a punto en casa y repasar todos los detalles, así conseguiremos espacio extra para nuestros invitados y para todos los regalos que llegarán.

La casa en Navidad

Revisa el congelador y retira lo que no sirva, ganarás espacio para todo lo que vayas preparando con antelación.

El frigo en Navidad

No pretendas que todo salga perfecto, aunque sea un objetivo deseable, es casi imposible.

El ritmo trepidante de las Navidades y las colas interminables nos dicen a gritos cada año que no dejemos todo para última hora (regalos, menús, decoración…)

Regalos

Organiza y prepara actividades o planes divertidos para que los niños estén entretenidos ya que la Navidad es para ellos.

Empieza a colocar los adornos con tiempo para que poco a poco el espíritu navideño invada y se respire por toda la casa con una decoración llena de detalles.

El árbol en Navidad

Saber delegar y pedir ayuda se convierte casi en esencial para no sentirte desbordada y poder disfrutar al máximo con tu familia.

¡Intenta vivir la Navidad!

Tu Navidad

Hasta el próximo post.

Raquel Marugán