Ya están a las puertas las Navidades, son fechas ideales para celebrar fiestas desde las más íntimas y familiares a las más espectaculares y donde ser un buen anfitrión se hace esencial para salir airoso.

Aprovechando estas fechas vamos a repasar las claves básicas toma nota:

  • Recibe con sencillez y una gran sonrisa, es el mejor recibimiento que les puedes ofrecer a tus invitados.
  • Lo fundamental es disfrutar de la velada y eso sólo se consigue si no dejas todo para el último momento.
  • Piensa bien la ropa que elegirás ha de ser cómoda, ni muy elegante  ni demasiado informal.
  • Un sistema práctico e infalible es el de preparar listas para evitar olvidos y errores.
  • Una buena anfitriona tiene que lograr que sus invitados se sientan a gusto como si estuviesen  en su casa.
  • Procura crear un ambiente cálido durante la celebración poniendo música suave y luz tenue e indirecta.

Detalles deco

  • Sé detallista, la decoración dice mucho acerca de nosotros y del cariño con que hemos preparado todo. Los detalles siempre marcan la diferencia.

Decorar la casa

  • No insistas para que tus invitados repitan de plato puede resultar incómodo aunque creas  que es un gesto de amabilidad.
  • En el caso de que haya niños coloca una mesa en exclusiva para ellos, se sentirán más a gusto y los  adultos más tranquilos.
  • Intenta mantener la calma si alguien causa un desastre como romper el plato de una vajilla de herencia o derramar el vino tinto sobre una alfombra valiosísima.
  • No empieces a limpiar o a recoger hasta que no se haya marchado el último de los invitados.

Anfitriona

Funciones del anfitrión:

1-Recibir a los invitados en la puerta, aunque sean familiares hay que salir a recibirlos, pasar con ellos al salón y ofrecerles un aperitivo antes de la cena.

2-Presentar a los invitados entre sí porque puede que alguno de ellos no se conozcan.

3-Atender a nuestros invitados no pasando mucho tiempo en la cocina, dejándolos solos.

La anfitriona

4-A la hora de despedirse también debemos acompañar a nuestros invitados a la puerta y agradecerles su compañía.

5-En ocasiones el exceso de confianza da lugar a comportamientos poco correctos, como recibir en zapatillas o en bata, no te dejes llevar por la comodidad aunque estés en tu casa intenta cuidar los detalles.

6-Propón algún tema de conversación pero teniendo especial cuidado en lo que eliges, no habléis sobre asuntos que susciten polémica.

7-La sobremesa es el momento más divertido y distendido de la velada, no permitas que nadie monopolice la conversación, estate atenta para que todo fluya.

8-Importantísimo para ser una buena anfitriona disfrutar! No te agobies y tómatelo con calma.

Mesa decorada

Hasta el próximo post, espero os haya gustado.

¡Feliz fin de semana!

Raquel Marugán