Acaba el mes de mayo y con él las comuniones dan sus últimos coletazos, aparece junio y ahora son las bodas las que entran poco a poco en escena.

Existen muchas costumbres o tradiciones alrededor del rito del matrimonio, algunas  se remontan a mucho tiempo atrás, tanto que incluso van perdiendo la simbología que tenían en un principio, pero siguen haciéndose hueco ya que dicen que traen buena suerte.

Una de las tradiciones más populares y a la que pocas novias se resisten es la de llevar puesto el día de la boda algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul.

Algo nuevo

Representa el cambiola nueva vida en común de los novios,  llevarlo puesto traerá prosperidad y felicidad al matrimonio.

Lo evidente: El vestido, los zapatos, el velo…

Vestido de novia

Algo viejo

Representa lo que dejan atrás los novios  para comenzar su nueva vida.

Puede ser: Una joya familiar

Anillo compromiso

Algo prestado

Es una vieja superstición que se refería a que se podía atraer la felicidad si se llevaba puesto algo de alguien que es feliz en su matrimonio. Simboliza la amistad. El objeto prestado debe ser devuelto después del enlace.

Puede ser: Una pieza de joyería, un broche para el pelo, un pañuelo…

Broche novia

Algo azul

Suele ser el elemento más original de los cuatro.

Esta creencia tiene sus orígenes en el antiguo Israel donde las novias llevaban una banda de color azul. Este color representa la fidelidad y la lealtad.

Puede ser: Las iniciales o la fecha bordado en hilo azul en el interior del vestido, unas flores de esta tonalidad en el ramo o incluso los zapatos.

Zapatos bodas

Hasta el próximo post.

Raquel Marugán